DECIDE EMPRENDER, DECIDE SER DIFERENTE.

Emprender es la capacidad de crear y concretar una idea a través de un negocio con perseverancia, eficiencia y un gran esfuerzo. El emprendedor es quién tiene la intención de realizar un acto creativo en un proyecto  empresarial que le permita introducirse en el mercado bien sea fabricando un producto o bien prestando un servicio. Para ello debe contar con la información y las herramientas necesarias para que se lleve a cabo el proceso.

Existen distintos motivos que llevan a tomar la decisión de emprender. Un factor importante es contribuir con el desarrollo de la sociedad y del país, todo en base a lo económico, social y cultural. Hay que tener en cuenta las habilidades, actitudes y aptitudes que cada individuo tiene más desarrolladas para definir correctamente el rumbo que tomará el negocio. Es indispensable contar con un plan de negocio para resolver conflictos y tomar buenas decisiones antes y durante de emprender.

Por eso te presentamos algunas ventajas y desventajas al momento de emprender:

VENTAJAS

  • Autonomía: Como dueño del negocio vas marcando cuando realizar algunas actividades y con qué fin, así como ir creando una propia metodología de trabajo.
  • Satisfacción personal: El haber cumplido la meta en tiempo y forma conociendo que se logró gracias a tu esfuerzo y dedicación.
  • Trabajas en lo que te gusta: Realizas las actividades que te apasionan por lo que te hace sentirte motivado a continuar y superarte.
  • Selección del personal: Eres el encargado de elegir a las personas que quieres que formen parte de tu equipo, con valores similares y que te complementen con diferentes habilidades.

DESVENTAJAS

  • Mayor dedicación: Al comienzo las horas de esfuerzo y dedicación se incrementarán para lograr establecer con éxito el negocio.
  • Riesgo económico: Al no tener un negocio establecido es necesario seguir invirtiendo recursos, el tiempo que tomará podrá depender de cómo gestiones y administres la empresa.
  • Incertidumbre: Desafortunadamente no existe una fórmula que nos garantice el éxito y siempre está la posibilidad de que no salga como nosotros lo teníamos planeado.
  • Establecer prioridades: El mayor tiempo del día lo enfocarás en el negocio, por lo que tal vez ya no pases mucho tiempo con amigos y familiares.

Por otro lado, cualquier negocio requiere de medios económicos para iniciarse, pero no existe ninguna garantía de que éste vaya a ser exitoso o un auténtico fracaso.El principal problema es que el éxito de un negocio depende, en gran medida, de los factores externos.Por tanto, arriesgarse es la base del emprendimiento.

error: Contenido protegido por Integra713 !!