¿Cómo construir una marca auténtica?

Hablar de autenticidad no es lo mismo que hablar de honestidad.

La honestidad es un importante factor en la construcción de autenticidad, pero no lo es todo. Una marca es auténtica en la medida en que los consumidores perciben que es fiel a sí misma, honesta con los clientes, responsable con lo que la rodea, y capaz de colaborar en que los clientes sean fieles a sus principios.

En una marca auténtica se entrelazan distintos factores:

Honestidad, integridad, transparencia, consistencia, fiabilidad, visión, singularidad, experiencia, empatía y preocupación social.

Para lograr ser una marca autentica, toma en cuenta los siguientes puntos:

  1. Involucración

Ser auténtico lleva tiempo. Es importante cultivar las relaciones, dejar que nos conozcan y preocuparnos de conocerles bien. Involúcrate en lo que defiendes y demuestra que estás ahí.

  1. Consistencia

Asegúrate que el propósito de tu marca, tus valores y tu historia están alineados en todos los niveles, tanto internos como externos. Cualquier desviación puede provocar un daño importante en tu credibilidad.

  1. Escucha

No se trata de lo que eres capaz de contar, si no de cuánto eres capaz de escuchar. Responde a las preguntas de los clientes, mantén la conversación, apórtales información, hazles sentir que te preocupas por ellos de verdad.

  1. Integridad

Mantenerte siempre fiel a tus valores, a lo que representas. Tienes que ser muy claro en lo que comunicas, y debes aportar transparencia sobre muchos aspectos que seguramente todavía no has comunicado. Es importante focalizar en la integridad en todas tus acciones.

  1. Reconoce tus errores

Los clientes no esperan marcas perfectas, pero sí honestas. Admite tus errores rápidamente, se sincero y aporta vías de solución.

Construir una marca auténtica implica a todos los niveles del negocio.

Muy  necesario es comprender cómo la verdadera razón de ser del negocio aporta valor a la sociedad. Las marcas percibidas como auténticas consiguen mayor lealtad y mejores resultados de negocio.

Y tú, ¿tienes el coraje de ser tú mismo?